Editorial La Voz de Alcalá

La mayoría de los humanos llegarán a la vejez. Es una ley de la naturaleza. Cuando ocurra, todos querrán vivir en las mejores condiciones y saber que no se han olvidado de ellos. La tercera edad es una generación ninguneada a la que se le ofrece el mínimo. Es decir, cumplir el expediente. En 2019, La Voz de Alcalá informó acerca del deterioro del CEPER Diamantino García Acosta, ya que el salón de actos se encontraba en peligro de derrumbe por unas importantes grietas. Cuatro años ha tardado el Ayuntamiento en reaccionar. Cuatro largos años en los que los estudiantes han visto limitado su espacio de ocio y de trabajo. ¿Cuánto tiempo tardaría un concejal o la propia alcaldesa en arreglar un desperfecto parecido en su propia casa? Cuatro años no parece probable. Y es que cuando afecta a otros, la burocracia se relaja. Pero ellos también sufrirán el paso del tiempo, no lo duden. Entonces, exigirán, como hicieron los alumnos del Diamantino, que se preste atención a sus demandas, que se les trate con respeto. No parece haber sucedido así.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio. Si ya lo eres y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com

Si ya eres socio inicia sesión