Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

El Hospital El Tomillar instaura un nuevo sistema de información para familiares de pacientes quirúrgicos.

La Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria del Hospital El Tomillar, perteneciente al servicio de Cirugía General y Digestiva del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla y ubicado en Alcalá de Guadaíra, ha puesto en funcionamiento un nuevo sistema de información a través de SMS dirigido a familiares de pacientes que van a someterse a un acto quirúrgico. Se trata de una iniciativa con un doble objetivo: potenciar la seguridad quirúrgica, al evitar la presencia innecesaria de acompañantes en el entorno hospitalario, y además incrementar la humanización asistencial informando a la familia de forma personalizada y disminuyendo la ansiedad de la espera en el proceso quirúrgico.

Esta iniciativa se basa en una aplicación informática,  denominada `Informa´, que ha sido generada por el Equipo TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla. Comenzó a funcionar en el Hospital Universitario de Valme en el año 2019 y, dada la valoración satisfactoria tanto por profesionales como por usuarios, ya está operativa en el Hospital El Tomillar.

Aunque fue creada antes de la llegada de la pandemia, sus beneficios se han potenciado en época Covid. Permite enviar SMS a familiares de pacientes que están siendo intervenidos preservando la intimidad del paciente al evitar el uso de la megafonía. Pero, además, evita que los familiares no tengan que esperar de forma continuada en la sala de espera para ser conocer información del proceso quirúrgico. A tiempo real, los familiares conocen eventos del comienzo o final de la intervención a través del móvil, aparte de la trazabilidad de los SMS enviados.

30 pacientes intervenidos diariamente

El Bloque Quirúrgico del Hospital El Tomillar está conformado por cuatro quirófanos con una media de actividad de entre 30 y 35 pacientes intervenidos cada día. Desde la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria se abordan patologías de diferentes especialidades quirúrgicas.

Durante la pandemia, este centro ha mantenido la actividad quirúrgica para pacientes que pueden ser operados en régimen ambulatorio, potenciando la Cirugía Mayor ambulatoria en todos aquellos procedimientos quirúrgicos que no precisan hospitalización. Según destaca la jefa de sección de Cirugía del Área Hospitalaria de Valme, Lourdes Gómez Bujedo, “durante la pandemia estas intervenciones se están llevando a cabo con las mayores medidas de seguridad y prevención, tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios. Por ejemplo se realizan test de  antígeno a todos  los pacientes que  van a ser  intervenidos, por pequeño que sea el procedimiento a realizar, y en el momento más próximo posible  al momento de  la cirugía. También se usan todos los equipos de protección respiratoria necesarios”.

La dinámica implantada en el contexto de aumentar la seguridad quirúrgica, permite enviar SMS personalizados al teléfono móvil de la persona que el paciente designe para recibir información de su estado. De esta manera el acompañante no necesita esperar a ser informado en el entorno hospitalario, sino que puede incluso salir del centro hasta que por vía SMS se le avise para recibir información presencial, o para recoger al  paciente que  ha terminado su recuperación hospitalaria tras la cirugía y  puede ya desplazarse a su domicilio.

Por su parte, a lo largo del proceso se emiten mensajes intermedios que van indicando  cómo se encuentra el  paciente al objeto de permitir así un seguimiento individualizado a sus allegados. Estos SMS son redactados y enviados directamente por el facultativo o la enfermera que están a cargo del paciente en la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria del Hospital El Tomillar.

Esta aplicación informática dispone del impulso de  la Comisión de Calidad del  Bloque  Quirúrgico del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla. El interés de la misma  se centra en la humanización de la asistencia que se presta a los pacientes quirúrgicos. Aunque su objetivo inicial fue mejorar el proceso de información tras  las intervenciones quirúrgicas para que ésta fuese individualizada y dirigida a la persona que el paciente  decidiese cumpliendo con los necesarios criterios de intimidad y privacidad en los actos quirúrgicos; sus responsables subrayan que, en el contexto de la pandemia por Coronavirus, ha demostrado ser una herramienta eficaz de seguridad para evitar las aglomeraciones en las salas de espera y la permanencia innecesaria en el entorno  hospitalario de los  acompañantes.