Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La modificación del decreto de estado de alarma permite el paseo acompañado de personas con discapacidad acreditada siempre que sea para evitar inconvenientes graves derivados del confinamiento. El Ayuntamiento ha apoyado la propuesta de que dichas personas se identifiquen también llevando una prenda azul y ha pedido empatía para estos casos.

Después de la última modificación del Decreto que regula las medidas de cuarentena de la ciudadanía a causa del Coronavirus (Instrucción de 19 de marzo de 2020, del Ministerio de Sanidad, por la que se establecen criterios interpretativos para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, BOE núm.76, de 20 de marzo de 2020), el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra quiere hacer la siguiente declaración:

“Al amparo de esta última modificación, cualquier persona con discapacidad acreditada cuyo confinamiento prolongado en casa pueda causar conductas disruptivas, pérdida del autocontrol personal u otros inconvenientes similares por razón de su propia discapacidad, puede dar un pequeño paseo acompañado de un familiar o tutor legal correspondiente.

Para dar este paseo, deberán ambas personas ir debidamente documentadas, con los DNI, el certificado de discapacidad correspondiente y el documento que acredite la relación de la persona acompañante con la propia persona con discapacidad.

Deberá ser un paseo corto, por las inmediaciones del lugar de residencia de la persona con discapacidad y observando absolutamente todas las medidas preventivas ya asumidas por el resto de la población. Así mismo se intentará, en lo posible, evitar el horario de apertura de tiendas”.

Por otra parte, desde la delegación de Accesibilidad del Ayuntamiento se muestra su apoyo a la iniciativa propuesta desde entidades como Alcalá Accesible para que estas personas lleven una prenda de color azul para identificarse, teniendo en cuenta que esta iniciativa no será obstáculo para que ambas personas puedan ser identificadas por los miembros de las fuerzas de seguridad, en su tarea de control de la cuarentena, siempre que estos lo consideren oportuno.

La delegada de Accesibilidad, María José Morilla afirma que “a veces, la discapacidad es invisible a ojos de los demás y podemos caer en prejuicios y errores. Si como ciudadano ves pasear por la calle a alguna persona con una prenda azul y va acompañada, se puede tratar de una persona con discapacidad que, por esta causa, necesita imperiosamente salir un momento y no puede hacerlo sola. Antes de reprochar algo a alguien, piensa si estás ante un caso como este”.