Las antiguas abuelas de Alcalá, cuando los domingos iban a salir a la calle sus nietos recién bañados y peinados con colonia, algunas veces los llamaban para hacerles una última revisión: «Ven aquí, niño, a ver si tienes las orejas espercuías».

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Fernando Soler

Soy filólogo y profesor jubilado de Secundaria. Ejercí muchos años en el «Cristóbal de Monroy». Participé en la reunión fundacional de La Voz de Alcalá y colaboro en este periódico desde 2006....