Rigel es una de las estrellas más poderosas que vemos en el cielo nocturno. Brilla 50.000 veces más que el Sol, por lo que tenemos que agradecer que esté a casi 900 años luz de nosotros y no nos llegue su calor. Si la miran esta noche, verán una luz que salió de allí en el siglo XII, cuando en Europa se construían las iglesias románicas. Es fácil encontrarla en la constelación de Orión, debajo y a la derecha de la alineación que llamamos Las Tres Marías. 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Avatar

Fernando Soler

Soy filólogo y profesor jubilado de Secundaria. Ejercí muchos años en el «Cristóbal de Monroy». Participé en la reunión fundacional de La Voz de Alcalá y colaboro en este periódico desde 2006....