Que pretender aprobar unos presupuestos casi al filo de unas elecciones municipales, para intentar hacer cuatro arreglos que poder inaugurar antes de las citadas elecciones, y sin contar además con una mayoría suficiente, no se le ocurre ni al que asó la manteca. Pero, por lo visto, a doña Isabel Jiménez, sí. Se le ocurre, mire usted. 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí