Que hay que tener la cara de cemento, pero de cemento armado, para sostener una campaña como la que algunos han emprendido contra la utilización de residuos como combustible en la fábrica de cemento, ayudados, cómo no, por toda la izquierda alcalareña (PSOE, IU, PA, Podemos, y Asamblea de Alcalá), que no han dudado en modificar el PGOU expresa y únicamente para prohibir esta alternativa energética. 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí