Que, si como señalábamos antier, la hipotética Casa de la Juventud en el lugar de la antigua plaza de abastos no servirá para nada, ¿para qué otro uso se puede destinar? Veamos. En el actual proyecto (insisto que virtual, sólo virtual), en la planta baja del edificio cabrían nada menos que ¡cuarenta y cinco plazas! Cantidad que se nos antoja ridícula, pues sólo con los residentes que alquilaran sus plazas de manera estable ya estaría completo. No. El único proyecto viable, sostenible y benéfico para la ciudad y en particular para una zona deprimida como es esta de que hablamos (otrora el Centro de la ciudad) consistiría en lo siguiente: 1º. Derribar por completo el edificio (que quién sabe si no contendrá amianto, dada la fecha de su construcción). 2º. Alzar un aparcamiento de tres plantas en altura, lo que eliminaría de un plumazo el problema del aparcamiento en el mismísimo centro neurálgico de la ciudad, dándole nueva vida a esa zona. Nada de lo que estamos proponiendo tendría por qué costar un duro al Ayuntamiento si, mediante el régimen de concesión administrativa, se diera la construcción y explotación por X años a una empresa privada. 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí