La teoría de la estupidez humana de Bonhoeffer se basa en cuatro factores determinantes: el egoísmo, la ignorancia, la cobardía y la codicia. Vivimos tiempos ciertamente estúpidos, buscando problemas que no necesitábamos y soluciones tan biensonantes como inútiles.
Nuestra situación política y ciudadana reúne un compendio de las cualidades arriba citadas. El predominio apabullante de las ambiciones personales sobre los intereses y conveniencias de la mayoría de ciudadanos nos lleva a un sectarismo tan miope como inane, a una polarización tan impostada como dañina, a una miopía que confunde las vigas y las pajas (ustedes perdonen…) según el globo ocular que las aloje.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Licenciado en Filología Inglesa. Profesor en el I.E.S. Albero.