Vivimos días convulsos en casi todas las esferas públicas. Ante la apabullante complejidad de los problemas y retos suelen surgir quienes nos venden certezas como salvavidas falsos para nuestras muy razonadas incertidumbres. Tomo prestada a Kant la frase «la inteligencia de un individuo se mide por la cantidad de incertidumbres que puede soportar». ¡Ahí te he visto bien, Inmanué!

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio. Si ya lo eres y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com

Si ya eres socio inicia sesión

Licenciado en Filología Inglesa. Profesor en el I.E.S. Albero.