Os escribí desde esta ventana hace cuatro años, una eternidad (25% de vuestra vida) para vosotros, un rato para mí, agradeciendo vuestro trabajo y resiliencia en aquel curso tan complicado y raro de confinamientos y miedo. Apenas teníais 12 años. Hoy vuelvo a traeros con mis palabras para agradeceros muchas horas compartidas en un aula y vuestro empujón a mis ganas de seguir ilusionado con mi trabajo.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio. Si ya lo eres y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com

Si ya eres socio inicia sesión

Licenciado en Filología Inglesa. Profesor en el I.E.S. Albero.