Hace unos años, encontrándome en un hotel durante varios días, solicité ver al director para expresarle mi satisfacción por la atención recibida. Cuando le expresé dicha satisfacción, me dijo: «¡Uf! menos mal, creí que me iba a expresar unas quejas». Y es que lo más corriente es quejarse en las hojas de reclamaciones, que, dicho sea de paso, son poco efectivas. 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Enrique Sánchez

Enrique Sánchez

Director de La Voz de Alcalá desde 2000. Fotoperiodista de la Agencia EFE y diversos medios como ABC, El Correo de Andalucía y la revista Triunfo.