Francisco Bono

Cuatro meses después, los vertidos que se arrojaron en Las Majadillas no solo siguen allí, sino que han servido de reclamo para más vertidos. Como se aprecia en la foto, se están arrojando allí restos de la muy contaminante uralita (fibrocemento con amianto). Tal como pasa en la política, la basura que no se limpia siempre atrae más basura.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected]

Si ya eres socio puedes acceder acceder con tu cuenta a través del siguiente formulario o en esta página: