El Santo Cristo de Gandul -así se refería a él, Currito de Pepa la de la iglesia- era una talla de crucificado en madera de dimensiones académicas. A juzgar por los testimonios orales recogidos a finales del pasado siglo, su antigüedad debió ser más que la de la capilla que ha llegado hasta el día de hoy en ruinas. Algunos de los datos aportados nos remontarían de forma poco precisa al siglo XVI, como mínimo.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected]

Si ya eres socio puedes acceder acceder con tu cuenta a través del siguiente formulario o en esta página:

Francisco López Pérez

Francisco López Pérez

Francisco López Pérez, maestro de Educación Primaria, licenciado en Geografía e Historia, colaborador habitual en la presa local alcalareña.