Desde que tuve uso de razón, sin percatarme de ello, los molinos y los molineros entraron en mi lenguaje cotidiano por tres cauces diferentes. Entre las doce o catorce familias con las que convivía en el campo, al menos tres de ellas estaban relacionadas con los tres molinos de Gandul, todavía habitados, aunque solamente el tercero mantenía sus piedras en activo.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco López Pérez

Francisco López Pérez, maestro de Educación Primaria, licenciado en Geografía e Historia, colaborador habitual en la presa local alcalareña.