Dejamos los apuntes anteriores en los dos tipos de hornos de cal de la tierra. Los dos se excavaban en la calcarenita, junto a la cantera de la que se surtían. Los hornos continuos tenían forma troncocónica invertida. Dándole un corte vertical se parecerían a una tarta. Las capas oscuras de combustible –carbón mineral– se alternaban con capas doradas de piedras amarillas, que la cocción iba volviendo grisáceas. 

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Francisco López Pérez

Francisco López Pérez

Francisco López Pérez, maestro de Educación Primaria, licenciado en Geografía e Historia, colaborador habitual en la presa local alcalareña.