Desde el Molinillo Hundido hasta el molino de Cerraja se extiende la ribera del Guadaíra, que los alcalareños incluyeron en su imaginario colectivo como el paisaje propio de su río. El mismo pueblo es considerado como uno de los elementos que lo constituyen. Nadie duda que desde la desembocadura del arroyo Salado hasta El Rincón, el Guadaíra venga transcurriendo por nuestro término municipal, aunque en el lenguaje de nuestros mayores, ese tramo se identificara más con Gandul y Marchenilla que con lo genuinamente alcalareño.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco López Pérez

Francisco López Pérez, maestro de Educación Primaria, licenciado en Geografía e Historia, colaborador habitual en la presa local alcalareña.