Continuando en el molino del Rincón, del que podemos asegurar que en sus ruinas no hay el menor vestigio de que alguna vez dispusiera de torre, como todos los que le siguen hasta Sevilla. Y eso que debía resistir las embestidas de las grandes riadas, que por encontrarse a escasos metros aguas debajo de la desembocadura del Guadairilla, adquirían niveles inverosímiles.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco López Pérez

Francisco López Pérez, maestro de Educación Primaria, licenciado en Geografía e Historia, colaborador habitual en la presa local alcalareña.