vicente rus

Aún no salgo de mi asombro al comprobar cómo el presidente del gobierno trató de ridiculizar la propuesta del ministro Alberto Garzón de reducir el consumo de carne entre los españoles. Sin duda, la respuesta de la oposición fue mucho más dura, hecha con la saña en la que anida el instituto de ridiculización, pero esperable.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí