vicente rus

En nada estoy de acuerdo con el tópico según el cual la escuela que tenemos sigue manteniendo metodologías propias del siglo XIX, impartidas por profesores del siglo XX, para niños del siglo XXI. Ciertamente, ese tipo de afirmaciones son características del discurso bienintencionado de aquellos que desde posiciones procedentes del idealismo pedagógico tienen una imagen idealista y voluntarista de los trabajadores de la enseñanza y creen que el aula no es más que un espacio creativo de libertad. Pero solo quien no conozca la escuela o no quiera ver la resistencia a las estructuras y constricciones en que se desenvuelve el trabajo de los profesores puede afirmar tal cosa.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected]

Si ya eres socio puedes acceder acceder con tu cuenta a través del siguiente formulario o en esta página: