Hace unas semanas, la Plataforma vecinal por la recuperación del Centro Histórico de Alcalá denunciaba, en un escrito del que se hizo eco La Voz de Alcalá y circuló por las redes sociales, la ayuda que una monja -hermana de la Congregación Hijas de la Caridad- estaba prestando a algunas familias que ocupan ilegalmente viviendas en la zona de El Derribo. Porque los sin techos “generan” problemas aseguran los firmantes y, en consecuencia, la monja, por si acaso peca de un exceso de ingenuidad, debiera ser advertida e imaginamos corregida.  

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí