Había un dicho, hace años, que decía «tienes menos futuro que un espía en Portugal», parece ser que el país vecino no tenía interés de ninguna clase para nadie. Por aquel entonces había un personaje de tebeo llamado «Anacleto Agente Secreto», del siempre recordado Manuel Vázquez Gallego. Contaba que para crear el personaje se había inspirado en Maxwel Smart, el «Superagente 86», más que en James Bond. Sus historietas eran una parodia de las novelas, series y películas de espías. Eran los años de la guerra fría y el espionaje estaba muy de moda.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión