Silvia Hermida. Lva

Cuando distinguimos a las víctimas según su ideología política es señal de que nuestra sociedad ha fracasado. Las víctimas merecen el mismo tratamiento, no eligieron sufrir una agresión, se encontraron en circunstancias que les causaron un daño irreparable, provocado por seres miserables, sin corazón y despiadados, que no tuvieron ningún reparo en causar ese daño en pro de unas aspiraciones unos y de su maldad gratuita otros.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected]

Si ya eres socio puedes acceder acceder con tu cuenta a través del siguiente formulario o en esta página: