La palabra infancia proviene del latín infans, «el que no habla». Resulta curioso que el propio término aluda sin pretenderlo a la mutilación de derechos que sufren los niños en una sociedad que no les escucha ni les tiene en cuenta.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected]

Si ya eres socio puedes acceder acceder con tu cuenta a través del siguiente formulario o en esta página: