El colesterol es una sustancia de nuestro organismo sano, que se forma en nuestro hígado, imprescindible para transformarse en hormonas (testosterona, estrógeno, progesterona, cortisol), Vitamina D, etc… Está presente en la pared de todas las células de nuestro cuerpo protegiéndolas. Se eleva patológicamente con el alcohol, tabaco, sedentarismo y refritos. Sube y baja según su necesidad (sexo, embarazo, crecimiento, inflamaciones). Sin embargo, no es el colesterol que se analiza en la sangre de nuestro brazo; ni el total, ni el HDL (bueno) ni el LDL (malo), confundiendo a la población con una enfermedad y, generándole un continuo miedo.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio. Si ya lo eres y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com

Si ya eres socio inicia sesión