Estaba reticente a subir al Águila porque me esperaba lo peor. Más obras a mayor gloria del mandamás o mandamasa de turno sin tener en cuenta ni el entorno ni el patrimonio. Aunque los hormigones están aún frescos y la intervención aún no ha acabado, he de decir que, visto lo visto, que no hayan puesto un ascensor transparente con una estructura de óxido controlado, ya es un logro.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Romualdo Maestre

Romualdo Maestre

Periodista del diario ABC desde 1989. Alumno becado por el Foreign Office en Londres, fue profesor de Opinión Pública en el Instituto Europeo de Estudios Superiores de Madrid