En Huévar del Aljarafe, por un cambio inesperado de la alcaldía gracias a la abstención de Podemos, se ha descubierto el modus operandi del socialismo caciquil andaluz. Cuando el PSOE se quedó sin apoyos suficientes para seguir en el Ayuntamiento, se puso a triturar como loco los documentos comprometedores que le vinculaban con prácticas más del siglo XIX que del XXI.Ellos tenían su censo particular y repartían el trabajo municipal en función del grado de adhesión al puño y la rosa. Pero mire usted por donde que la máquina de destruir papeles se atasca y ha llegado a manos de la nueva alcaldesa, eso sí, después de cambiar aprisa y corriendo las cerraduras, los listados en cuestión. De vergüenza ajena. Sus mil votos que necesitaban para seguir en el machito del poder estaban con nombre y apellidos registrados para darles un encarguito municipal a cambio de la papeleta, no la de sitio sino la otra, la de los sitiados por la democracia que cada cuatro años ejercemos el derecho al pataleo mediante unas urnas.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Romualdo Maestre

Romualdo Maestre

Periodista del diario ABC desde 1989. Alumno becado por el Foreign Office en Londres, fue profesor de Opinión Pública en el Instituto Europeo de Estudios Superiores de Madrid