Vuelve el calor y los socialistas. Aunque el primero se atempera de vez en cuando y refresca. Y de los segundos, qué decirles; que no vienen solos, sino acompañados de los naranjitos, que lo mismo valen para un roto que para un descosido. Bienvenidos a las mismas políticas de mirar a los temas candentes para otro lado. El centro es el paraíso okupa. Los edificios históricos se desmoronan, pero lo importante es que no sufra la caseta municipal. Por los polideportivos parece que pasaron los bárbaros, a los molinos del río mejor ni hacerles caso, total como es un patrimonio único. Aquí lo que cuenta es la “voluntá”, el consenso, el vamos a llevarnos bien que yo te subo el sueldo y tú me das tu apoyo. Bienvenidos los asesores que nos cuestan una riñonada (yo no sé cómo no se presentan a las elecciones si tan buenos son). A las vacaciones de dos meses en verano y otros dos en invierno. A poner la mano y esconder el escándalo. A intentar silenciar a la prensa libre de este pueblo, con revistas, panfletos, especiales, monográficos y lo que haga falta, para que se hable bien de su alcaldesa, de su magnífico equipo, de los planes espectaculares que tienen para este pueblo, de que no nos merecemos lo bien gobernados que estamos. Bienvenidos a más de lo mismo. Y van ya cuatro décadas con las mismas caras, las mismas siglas, los mismos que nos dicen lo que es bueno y malo para este pueblo.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Romualdo Maestre

Romualdo Maestre

Periodista del diario ABC desde 1989. Alumno becado por el Foreign Office en Londres, fue profesor de Opinión Pública en el Instituto Europeo de Estudios Superiores de Madrid