Hay interiores ocultos que albergaron vida y guardan una memoria antigua, tanta que ni imaginamos. Memoria de los que estuvieron, de los que hicieron por estar, de un pueblo que fue haciéndose desde sus interiores donde había creadores. Esos interiores hoy muchos están abandonados y, por abandonados, olvidados porque ya no tienen ni vida ni vigencia ni creadores. Sus moradores, que se sucedieron durante varias generaciones desde que las casas se levantaron, hasta que llegaron otras edades en las que quienes nacieron en ellas fueron los últimos, prefirieron largarse del centro a otros lugares del Alcalá o incluso de Alcalá misma.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

María del Águila Barrios

María del Águila Barrios nace en una casa de vecinos de la calle Sánchez Perrier. Siempre interesada por Alcalá es gracias a sus amigos Lauro y Olga por lo que se decide a colaborar en La Voz de Alcalá....