Tras la segunda guerra mundial se produjo una explosión de nacimientos como reacción a la hecatombe. Había que reponer el stock de vidas tronchadas, porque un mundo despoblado no era mundo…

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Cristina Martínez

Cristina Martínez

Escritora y columnista de La Voz de Alcalá.