Lo de ir de prostitutas es algo que, a mí, como mujer, me resulta difícil de entender. En el pasado, cuando los matrimonios eran concertados y el romanticismo brillaba por su ausencia, todavía podía si no comprenderlo, al menos admitirlo, pero en la actualidad con la libertad sexual que disfrutamos y teniendo en cuenta que, quienes se casan, se supone lo hacen por amor, me resulta incomprensible.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Cristina Martínez

Cristina Martínez

Escritora y columnista de La Voz de Alcalá.