La figura, ademanes y actos de los niñatos han ganado un prescindible protagonismo en los últimos tiempos. El niñaterío ha alcanzado cotas de protagonismo mucho más allá de los habituales ámbitos en que suele equivocarse. Hay niñatos creciditos gobernando países en todo el mundo, hay niñatos en los parlamentos y en los medios de comunicación. Hay niñatos en las calles y en los parques de las ciudades –en la nuestra, por supuesto, también–, hay niñatos en las aulas y hay familiares niñatos que respaldan las niñaterías de sus niñatos. ¡Estamos rodeados! 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Juan Antonio Muñoz

Juan Antonio Muñoz

Licenciado en Filología Inglesa. Profesor en el I.E.S. Albero.