Desde hace ya años nuestro Ayuntamiento viene siguiendo una política de adquisición de edificios, muchos de ellos en perfecto estado de conservación, pensando en darles una utilidad pública en un futuro. Pero este uso no se ha precisado prácticamente nunca, salvo en el caso de villa San José, en la cuesta de Santa María, habilitada como Escuela de Idiomas. Todos los demás permanecen y han permanecido sin uso, y es de temer que permanezcan en el futuro, deteriorados o incluso en ruinas, cuando no vandalizados en más de un caso, pues no existe ningún proyecto de nuevo uso o de viabilidad para esos edificios.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí