Recuerdo que en 2004, al inicio de las obras, al final de la calle Orellana, en su parte izquierda, le dije personalmente, en la Secretaría del Ayuntamiento, al entonces alcalde Gutiérrez, que cómo consentía que se hiciera esta obra que era un cuello de botella en la calle. Me contestó que tenía licencia de obra y que no podía hacer nada.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Enrique Sánchez

Enrique Sánchez

Director de La Voz de Alcalá desde 2000. Fotoperiodista de la Agencia EFE y diversos medios como ABC, El Correo de Andalucía y la revista Triunfo.