El principio representativo descansa en los partidos a la hora de elegirlos mediante el voto. El voto ha pasado a ser un formalismo. El principio participativo, actualmente, es una entelequia. Los partidos eligen a sus representantes de forma, sospechosamente, antidemocrática. Da igual si son listas abiertas o cerradas. La maquinaria del partido se impone a la hora de presentar las listas. La ciudadanía no participa para nada.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Enrique Sánchez

Enrique Sánchez

Director de La Voz de Alcalá desde 2000. Fotoperiodista de la Agencia EFE y diversos medios como ABC, El Correo de Andalucía y la revista Triunfo.