Al delegado municipal de Fiestas Mayores, Pavón, le ha sido concedida por la Asociación de Carnaval, la Máscara de Oro por el apoyo recibido del Ayuntamiento y especialmente por su ayuda.  Es normal, la asociación ha recibido 26.668 euros de subvención. Lo que no sé si es normal es que, un delegado en activo, que tiene la obligación de trabajar y que cobra un buen sueldo, no renuncie a recibir tal distinción. Podía haber esperado a dejar de ser delegado de fiestas. Creo que los responsables del Carnaval alcalareño se han vendido por una subvención, que dicho sea de paso, la hemos pagado entre todos los alcalareños. Nos ha salido más (cara). La falta de categoría de la Asociación va pareja con la del delegado que no ha tenido empacho en aceptarla. Uno ha puesto la cara y otro la máscara. A lo mejor no habría nadie que la mereciese más que Pavón. Un «gran alcalareño comprometido con las tradiciones que ha respaldado el carnaval en todas las iniciativas», según ha manifestado públicamente el presidente de la asociación. Dicho de otra manera para que se entienda mejor: cuando un servidor público cumple con su obligación y además cobra por ello, se le premia. El premiado, además, acepta la distinción sin el menor rubor. Tal vez, para no ser menos que Gutiérrez, el anterior alcalde, que también la recibió en el 2015 ejerciendo como regidor. 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Enrique Sánchez

Enrique Sánchez

Director de La Voz de Alcalá desde 2000. Fotoperiodista de la Agencia EFE y diversos medios como ABC, El Correo de Andalucía y la revista Triunfo.