Este titular podría ser digno de un máster de ética periodística que debería aplicarse a más de un medio de comunicación público y catalán. Pues ¿quién no ha ido alguna vez en su vida a visitar a la Esperanza Macarena? Posiblemente aquellos que son ateos no habrán ido nunca. Pero de repente se dan cuenta de que un militar franquista de tres al cuarto está allí enterrado. Y esos mismos que presumen de ateísmo secular, pero que luego se dan golpes en el pecho en plena Semana Santa o en cualquier procesión patronal, van y le sacan el carné del partido a un militar segundón porque piensan que van a rascar votos.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Avatar

ocrap ocinocal

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Juan Carlos I. Varios másters de gestión de gestorías y experto profesional de las letras y las matemáticas de toda la vida. Experiencia de más...