libros antiguos

Con más o menos esfuerzos y salvando las diferencias socioeconómicas, puedo decir que me da envidia la vida que tenían mis padres con la edad que tengo yo ahora. Sí, tuvieron que emigrar a Cataluña, pero con el sueldo de uno de ellos podían vivir dignamente con un alquiler en un barrio modesto. A los pocos años después de amasarlo lentamente, se permitieron el lujo de volver a nuestra querida Andalucía. Porque ya en aquella época había tontos del haba que ya empezaban con la tabarra de la independencia de las narices, y ya te estaban metiendo el catalán por todo el orto.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

ocrap ocinocal

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Juan Carlos I. Varios másters de gestión de gestorías y experto profesional de las letras y las matemáticas de toda la vida. Experiencia de más...