Alejandro Balbuena
Alejandro Balbuena / F.Amador

Ayer encendí la televisión y, en muchos de los canales generalistas, los minutos se acumulaban con los resultados y los cientos de análisis sobre las últimas elecciones autonómicas. Miles de minutos hablando y teorizando sobre el futuro de Cataluña y de España, junto a otros tantos que vienen sobre las Elecciones Europeas. En ese momento me percaté de cuánto hablan los políticos en campaña y cuánto calla la administración en el día a día. Se produce la paradoja de que, cuando los intereses están en el lado de los representantes, la verborrea se activa y escuchamos promesas de todos los tipos y colores. En cambio, cuando el ciudadano exige al político, que ya está actuando como gestor público, ahí aparece la ley del silencio.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio. Si ya lo eres y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com

Si ya eres socio inicia sesión

Nació en Sevilla y pronto supo que lo suyo sería la comunicación. Es licenciado en Periodismo en la Universidad de Sevilla y Máster en Marketing Digital por la Universidad de Málaga. Especialista...