A menos de cinco meses de las elecciones municipales el pleno es un polvorín. La estabilidad que ha caracterizado estos últimos tres años y medio al gobierno municipal parece estar llegando a su fin. Una estabilidad de la que, por cierto, han presumido. Ciudadanos está realizando movimientos para visibilizar el desgaste de la coalición. A grupos de la oposición les traslada que votarán en contra de los presupuestos dejando solos a sus socios de gobierno. Consultados por La Voz de Alcalá afirman que tienen que limar asperezas y que hay cosas del presupuesto que no les gustan. También afirman que se están planteando una abstención. Cualquiera de los supuestos que no sea un voto a favor implicaría que el ejecutivo, tal y como se conoce en estos momentos, saltaría por los aires. No es coherente que un partido de la coalición boicotee el presupuesto de su propio gobierno. Y mucho menos, cuando los presupuestos son continuistas para acabar proyectos que Ciudadanos votó de la mano de los socialistas.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión