editorial

Alcalá, por acción u omisión de sus gobernantes, no para de perder patrimonio histórico alcalareño. La demolición de unos restos arqueológicos en la zona del Castillo reabren un debate que conviene abordar antes de que sea demasiado tarde.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí