El pasado sábado 15 de junio se constituyó la nueva Corporación municipal del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra para el undécimo mandato democrático. Los 25 concejales elegidos en las urnas tendrán por delante un arduo trabajo para construir una ciudad mejor, unos desde la oposición y otros desde el gobierno. En primer lugar, tendrán que diagnosticar la situación en la que se encuentra la ciudad tras años de parálisis en la gestión. A vuelapluma se podría decir que es catastrófica, sin embargo Alcalá merece un análisis sosegado y profundo, alejado de la crispación instaurada durante los últimos ocho años en la escena política. También merece, y necesita, que los partidos se despojen de sus banderas y, siendo fieles a sus ideas y sus compromisos, se pongan a trabajar por la ciudad y la ciudadanía. A construir.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí