En 2014 se aprobaron los primeros programas de empleo de acuerdo con la Iniciativa Cooperación Social y Comunitaria para el Impulso del Empleo Joven, dirigidos a establecer un conjunto de medidas para favorecer y potenciar la mejora de la empleabilidad de las personas desempleadas, siempre con el objetivo de lograr su inserción en el mercado laboral. Alcalá acabó aquel año con una tasa de paro del 34,23%. Cuatro años después, el desempleo sigue siendo elevado y, a pesar de descender un 9 %, los parados se suman por miles.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí