La calle Nuestra Señora del Águila -La Mina- era hace cuatro décadas la protagonista absoluta de la vida de Alcalá. Hoy casi la mitad de sus locales están vacíos. Muchas causas explican cómo ha llegado a ser, junto a La Plata y otras vías anexas, la mayor evidencia de la pérdida de impulso del Centro. La llegada de las grandes superficies, el cambio de hábitos de consumo o la dificultad de acceso ayudan a entender la situación. También lo hace, y de forma importante, la constante pérdida de población y el crecimiento de Alcalá hacia el exterior. Y esto ha provocado a su vez el surgimiento de nuevas zonas comerciales o el crecimiento de otras. En el reportaje que analiza la situación de los locales en esta zona pueden identificarse tres motivos principales de la caída de locales ocupados: El alto precio de los alquileres, el crecimiento de nuevas zonas comerciales y la pérdida de atractivo como espacio de tracción económica. Y estas tres razones tienen sus responsables claros. La oferta y la demanda que regulan el mercado libre hace que los locales del centro, con mayores precios que en el resto de la ciudad, pierdan competitividad y, por lo tanto, atractivo de cara a los empresarios. Aquí los propietarios deben tomar nota. Sus locales ya no son tan atractivos. El crecimiento urbanístico y poblacional de otras zonas permite un crecimiento natural al que el Centro no aspira hoy. Y junto a ellas, la otra de las razones patentes es la falta de políticas de regeneración del corazón de Alcalá durante décadas. Todas ellas han socavado el auge económico y el interés comercial del Centro. Toca revertir la situación haciendo más atractiva la zona, atrayendo inversiones y haciendo más amable el acceso. Llevará tiempo, pero hay que actuar.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí