El balance de criminalidad del tercer trimestre de 2018, publicado por el Ministerio del Interior, arroja unos datos positivos. Las infracciones penales descienden respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, Alcalá se despierta cada día con robos, atracos y detenidos en las portadas de los medios. Desgraciadamente, el 13 de noviembre también con la muerte violenta de una mujer a manos de su hijo, investigándose como un presunto homicidio. Mientras tanto, la Policía Local trabaja con la mitad de los recursos humanos que debería, según la ratio establecida para una ciudad con las características de Alcalá.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí