La Junta de Andalucía ha autorizado a la cementera de Alcalá a incinerar residuos como combustible en el proceso de producción de la fábrica. Esta práctica ha sido rechazada por gran parte de la sociedad civil, agrupada en gran medida en la Plataforma contra la incineración de residuos en Los Alcores. La lucha cumple ahora diez años. Comenzó en 2014 para evitar lo que parece inevitable, la incineración de residuos en la cementera. En estos diez años se han presentado infinidad de recursos, alegaciones y denuncias. Esto ha permitido a la Plataforma retrasar la implantación de esta técnica de «valorización» de residuos, sin embargo, la multinacional del cemento es persistente, tanto como la oposición que ejerce la Plataforma en una batalla en la que las fuerzas no son proporcionales.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión