Esta quincena hemos visto cómo el Pleno aprobaba el manual de evaluación del desempeño de los trabajadores municipales. El enfrentamiento se ha reproducido entre la propia plantilla, teniendo por un lado a funcionarios –quienes cobrarán los suplementos que dejaron de percibir– y laborales, que no. Sindicatos y grupos pedían al gobierno retirar la propuesta para buscar un acuerdo que no dividiera a la plantilla. Pero no fue así.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí