Los protocolos se han convertido en un salvavidas para los gobernantes, sobre todo para aquellos más mediocres que en los momentos de mayor dificultad no saben cómo actuar ni tienen el carácter de adoptar decisiones difíciles. Los protocolos se han convertido en un búnker en el que refugiarse y eludir responsabilidades.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.