Hay cabras en Alcalá que tienen vitamina C para frenar los refriados de este y de los próximos diez inviernos. La salud del ganado caprino alcalareño se ve reforzada, en gran medida, por la caridad del Ayuntamiento de Alcalá, que en un ejercicio de enorme generosidad dona a un cabrero las naranjas amargas recolectadas en la ciudad. O eso dice el delegado de Servicios Urbanos, José Antonio Montero, cuando se le pregunta a dónde van a parar los cientos de kilos de este cítrico que se recogen cada invierno. El cabrero, cuya identidad no ha sido revelada por Montero, dice que acepta el regalo que le hace el Ayuntamiento, pero que lógicamente no está dispuesto a pagar ni un céntimo para que sus cabras se alimenten de fruta de temporada. Aun así, la empresa contratada para la recolección entrega parte de la cosecha al cabrero. La que sus cabras son capaces de consumir. El resto se destruye como materia orgánica.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.