A un día de dar la bienvenida oficialmente al verano, la Gerencia de Servicios Urbanos comenzó a ejecutar el proyecto de reurbanización del Callejón del Huerto talando diez árboles de gran envergadura que aportaban sombra y oxígeno. Como cada vez que se tala o se poda un árbol, las críticas no se hicieron esperar. Tampoco tardó mucho en llegar la reacción del gobierno, aunque los argumentos utilizados para sostener lo insostenible son cada vez más peregrinos. 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.